Psicología y psicoterapia
en Barcelona

Te ayudo a superar tus miedos, potenciar tu autoestimay conciliar tu vida familiar y laboral

Método

“No nos afecta lo que nos sucede, sino lo que nos decimos acerca de lo que nos sucede.” Epicteto

El método que utilizo en mi consulta de Barcelona se conoce como Terapia Cognitivo Conductual, una intervención psicológica de probada eficacia, avalada por investigaciones y recomendada por diversos organismos internacionales, cuyos tratamientos ofrecen las técnicas más poderosas para producir el cambio cognitivo y de conducta.

Método de terapia cognitivo conductual

Tratamientos

Tratamiento de la ansiedad o estrés

Ansiedad

Una parte importante de los problemas psicológicos que se dan en la actualidad están estrechamente relacionados con la ansiedad y sus síntomas. Las técnicas cognitivas y conductuales permiten alcanzar el equilibrio y la estabilidad mental.

Tratamiento de la depresión o tristeza

Depresión

La tristeza y la falta de motivación son dos de los factores que más se repiten entre quienes visitan mi consulta de Sarrià. Detectar los pensamientos y acciones que nos afectan negativamente es el primer paso para dejar atrás la depresión y otros estados afines.

Tratar los problemas de pareja

Problemas de pareja

Los conflictos de pareja, sobre todo los relacionados con la comunicación y la convivencia, dan origen a situaciones que pueden derivar en estados emocionales difíciles de gestionar.

Tratamiento de la baja autoestima o inseguridad

Baja autoestima

Muchas personas se auto-evalúan de forma incorrecta en áreas ligadas a la aceptación social, la inteligencia o el atractivo. La Terapia Cognitivo Conductual enseña a los pacientes a obtener una valoración de sí mismos más objetiva y positiva.

Sobre mí

Eva Jiménez Psicóloga

Eva Jiménez – Psicóloga colegiada nº 25118 por el Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña (COPC), con consulta en Sarrià, Barcelona.

Hace quince años me encontraba trabajando en el departamento de Recursos Humanos de una empresa. Fue entonces cuando me di cuenta de la dificultad de compaginar la vida laboral con la familiar. Había momentos en los sentía que no estaba dando lo mejor de mí, que no estaba a la altura. He tenido etapas en las que mi carrera ha pasado a un segundo plano, y otras en las que no era capaz de disfrutar de mi día a día.

Por eso, decidí dar un giro a mi carrera profesional y optar por aquello que realmente me gustaba. Renuncié a mi trabajo y me formé en Psicología Clínica y de la Salud y Psicoterapia Cognitivo Conductual.